Despidos - Estudio LYV

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Despidos

Derecho Laboral

Ante una situación de despido, trabajo no registrado o renuncia forzada, no se apure en renunciar o firmar cualquier  tipo de documento, antes le sugerimos que nos haga su consulta. Lo asesoramos en reclamos por diferencias salariales, cobro de multas vigentes del derecho laboral y agravantes de ley, mobbing, liquidaciones e indemnizaciones, escalas salariales, etc.
Si usted no está de acuerdo con las causas de despido, puede impugnar la misma, para ello es indispensable actuar con celeridad para evitar que transcurran los plazos legales. De esta forma, al impugnar la causal de despido usted podrá demandar judicialmente a la empresa u organización que lo despidió, para así reclamar no solo la liquidación final sino también la indemnización laboral.
Para que este proceso se realice con las mayores garantías posibles, es importante tomar una serie de  medidas:

  • Reunir todo tipo de pruebas respecto a la vinculación del trabajador con la empresa hasta el último día.  

  • No firmar ningún tipo de documento que haga referencia al despido.

  • No es recomendable no presentarse al puesto de trabajo desde el mismo momento que se haya comunicado verbalmente el despido. Conviene esperar la comunicación por escrito. Si no se hace de esta manera, la empresa podría aducir que usted ha realizado abandono de trabajo, para así evitar el pago de la indemnización laboral.   

  • Leer atentamente todos los documentos que entregue la empresa y no precipitarse firmando algo de lo que no se está seguro, aunque ello implique la retención del salario.


No dude en realizarnos su consulta, la misma es
gratuita y contamos con honorarios accesibles.

Comuníquese con nosotros telefónicamente al (011) 4372-9170 o vía mail a info@estudiolyv.com.ar

Según las estadísticas Argentinas las causas más comunes de despido son: improductividad laboral, contribución del empleado en un mal ambiente laboral, llegar tarde frecuentemente, faltas reiteradas, ausentismo injustificado, agresividad con jefes y superiores, descuido de la presentación personal, malos modales, por restructuración, terminación de contrato, quiebra, presupuesto, falta de compromiso, estar en contra de las decisiones del jefe, agresividad con los  compañeros de trabajo, por estar en búsqueda de otro empleo en horas laborales, por no tener control de sus emociones (llorar, gritar o mostrarse extremadamente ansioso delante del jefe), por visitar sitios Web prohibidos por la organización, ineptitud del trabajador, falta de adaptación a las modificaciones, etc.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal